Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Mejor época para viajar a Portugal

Descubra cuál es la mejor época para visitar Portugal y cómo se vive en cada estación

Portugal es un país encantador y diverso, lleno de historias fascinantes, paisajes impresionantes y sabores deliciosos. Si está planeando su viaje a este país, es importante considerar la mejor época para visitarlo, teniendo en cuenta el clima, las festividades populares y las ventajas específicas de cada temporada.

El país ofrece playas, bodegas, sierras y mucho más, con temperaturas que pueden variar mucho a lo largo del año. En este artículo, le mostraremos el encanto de Portugal en todas las épocas del año, desde el animado verano a la tranquilidad del invierno.


¿Qué clima hace en Portugal?

El clima de Portugal varía de una región a otra, pero en general es suave y templado debido a la influencia del Océano Atlántico. En general, Portugal es conocido por tener numerosos días soleados a lo largo del año, lo que lo convierte en un destino popular para los amantes del clima suave.

En verano, las temperaturas son altas y los días lluviosos escasos. En invierno, aunque hace frío y llueve, rara vez se alcanzan temperaturas bajo cero. En primavera y otoño, la temperatura es siempre muy agradable y los paisajes aún más bellos.

Así que, según sus gustos, puede elegir entre el calor y los días calurosos, una temperatura más suave con paisajes floridos, o incluso las hojas secas para disfrutar de un clima típicamente europeo y de un vino delicioso.


Temporada alta en Portugal: Verano

El verano en Europa se extiende de junio a agosto y es siempre la época más concurrida del año. Además de disfrutar de las playas y las actividades al aire libre, es la época del año en que tienen lugar los principales acontecimientos festivos.

Durante el verano, Portugal se anima con su clima cálido y soleado, invitando a los visitantes a disfrutar de impresionantes playas y animadas fiestas. Los largos arenales de la Costa del Algarve o de la Costa Vicentina son destinos ineludibles para los amantes del sol y del mar.

El Algarve es uno de los destinos favoritos de muchos turistas por sus playas y su clima templado


Además de las playas, el verano en Portugal es famoso por sus festividades populares. A lo largo del mes de junio, se celebran diversas celebraciones al aire libre por todo el país. Las calles se llenan de música, bailes, sardinas asadas y globos aerostáticos. Es una oportunidad única para experimentar la cultura y el entretenimiento de los portugueses mientras se disfruta de la deliciosa cocina local.

Para los amantes de la historia y la arquitectura, la temporada alta es el momento perfecto para explorar las ciudades portuguesas. Lisboa encanta con sus pintorescos barrios y sus teleféricos amarillos, Oporto impresiona por su autenticidad y los viñedos del valle del Duero, y Coimbra por su encanto universitario. Aproveche para admirar los monumentos históricos, como el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém y el Palacio Nacional de la Pena, y conozca el rico patrimonio cultural que ofrece Portugal.


Temporada baja en Portugal: Invierno

La temporada baja en Portugal va de noviembre a marzo y es la época más fría, ya que incluye los meses de invierno, que pueden ser fríos y lluviosos.

Si prefiere viajar cuando las aglomeraciones son menores y los precios más asequibles, la temporada baja en Portugal es una excelente opción. Durante este período, las ciudades y las atracciones turísticas están menos concurridas, lo que le permite disfrutar de todo con más tranquilidad.

Es una época excelente para visitar Lisboa y sus alrededores, por ejemplo, ya que no hay tantos turistas abarrotando las distintas ciudades. Podrá aprovechar al máximo los espacios y los precios.

Otra ventaja de viajar en temporada baja es la oportunidad de disfrutar de la comida y el vino portugueses. Podrá degustar platos tradicionales y dulces típicos de la región sin la agitación de las multitudes. No olvide maridar su comida con un buen vino portugués explorando las regiones vinícolas del Duero, el Alentejo o la isla de Madeira.

La Serra da Estrela también es un lugar excelente para visitar en invierno. Las montañas se cubren de nieve, creando un paisaje encantador. Es también cuando la estación de esquí local está en pleno apogeo.

La Serra da Estrela, con sus paisajes nevados, es encantadora en invierno


Visitar Portugal en otoño y primavera

Los meses de abril y mayo (primavera) y septiembre y octubre (otoño) son ideales para pasear al aire libre. Las temperaturas son muy agradables y los paisajes aún más bellos.

La primavera en Portugal es una época encantadora, en la que el país se llena de color y las flores florecen en cada rincón. Los parques naturales, como el Parque Nacional de Peneda-Gerês, ofrecen exuberantes senderos y vistas panorámicas de montañas y cascadas. Las llanuras del Alentejo se cubren de un mar de flores silvestres, creando una atmósfera mágica para los amantes de la naturaleza.

En otoño, una visita obligada es el valle del Duero. Septiembre es el mes de la vendimia, por lo que no faltan los paseos en barco y las catas de vino. Sin olvidar, por supuesto, una visita a la ciudad de Oporto y al Puente D. Luís I, Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El valle del Duero se pinta de tonos marrones durante el otoño


No importa cuándo, Portugal siempre guarda experiencias memorables

Descubrir los encantos de Portugal en todas las épocas del año es una experiencia única. Por eso, cuando planifique su viaje, compruebe cuál es la mejor época para viajar a Portugal según sus intereses.

Portugal es un país con uno de los mejores climas de Europa y no faltan opciones para todos los gustos, tanto si es aventurero como si le gusta el sol, los bellos paisajes, las rutas gastronómicas o incluso la nieve. ¡Consulte nuestros circuitos y elija el suyo!

COMPARTIR:

Solicite más informacíon

¿Preparado para reservar?